El peso se aprecia mientras el real brasileño acelera su devaluación y complica el plan de Caputo con el dólar

ECONOMIA 24 de junio de 2024 . .
Captura de pantalla 2024-06-24 130853

En lo que va del año, el país vecino depreció con fuerza el real. Si la tendencia se mantiene, la moneda local perderá competitividad y el Gobierno estará presionado para acelerar la suba del tipo de cambio oficial.


 Con inflación que empieza a ceder y tasas todavía altas en Estados Unidos, el dólar se hace fuerte a nivel global. En países emergentes, esa tendencia suele traducirse de dos maneras: con salida de capitales (que se van a activos dolarizados y más seguros) y con devaluación de las monedas domésticas.

Brasil, el principal socio comercial de la Argentina, tomó nota del contexto global y deprecia el real por encima de la inflación. Desde que arrancó 2024, la moneda brasileña se devaluó 11% y al cierre del viernes alcanzó los 5,45 por dólar. En el mismo período, los precios del país vecino acumularon un alza de 2,27%.

En la Argentina, por el contrario, la inflación corre más rápido que el tipo de cambio, ya que tras el salto brusco de diciembre, el Gobierno fijó un ritmo de 2% mensual para la depreciación. En 2024, el peso se devaluó 10,8% y los precios (solo hasta fin de mayo) aumentaron 71,9%. Esa brecha es una de las razones que los analistas usan para argumentar que el precio del dólar oficial está atrasado.

Otra de las razones que esgrimen es la comparación entre el peso y las monedas de los países que más comercian con la Argentina. Esto se puede observar en el índice de tipo de cambio real que publica el Banco Central (BCRA) y que muestra qué tan apreciada o depreciada está la moneda local. Cuanto más alto es el número, mayor es el nivel de devaluación del peso; por el contrario, cuanto más bajo, más sobrevaluado está.

Al comparar el peso contra el real brasileño, ese índice se ubica en 85,15. Ese valor está un 11,5% por debajo del que mostraba el 11 de agosto del año pasado, antes de la devaluación que realizó el gobierno de Alberto Fernández tras las elecciones primarias. El miércoles 13 de diciembre de 2023, luego del salto cambiario anunciado por el ministro Luis Caputo, el indicador superaba los 163 puntos. Por lo tanto, se ubica hoy casi 50% debajo del valor de inicio de la gestión actual.

Las cifras son similares cuando se compara al peso contra una canasta de monedas integrada por los principales socios comerciales de la Argentina. En ese caso, se habla de índice de tipo de cambio real multilateral, cuyo último dato es 88,86. Ese valor está 44,9% por debajo del 161,2 al que había llegado el 13 de diciembre de 2023 y ya es más bajo que el 95,7 al que llegaba el 11 de agosto del año pasado.

Cómo impacta la devaluación del real en la Argentina
¿Cuál es el efecto de la devaluación del real en la economía argentina? El principal impacto se ve en el comercio exterior, ya que si el real se vuelve más barato, las exportaciones locales se vuelven más caras en comparación con las brasileñas. A la vez, puede bajar la demanda brasileña de productos argentinos.

 El atraso relativo del peso contra el real puede ser temporal y corregirse en cualquiera de los dos extremos de la relación. Del lado local, el Gobierno ratificó que seguirá con la devaluación a un ritmo de 2% mensual, pero muchos analistas creen que le costará mantener esa promesa y los movimientos del real suman dificultades a esa tarea. No obstante, aun si lo lograra, en el mercado señalan que una eventual salida del cepo requeriría un salto abrupto del tipo de cambio que podría corregir la apreciación del peso.

Por el lado brasileño, el real flota y puede subir o bajar en lo que resta del año. De hecho, según las encuestas que publica el Banco Central de Brasil semanalmente, se espera que al cierre del año la moneda del país vecino valga 5,10 por dólar.

FUENTE: TN

Te puede interesar
Lo más visto