Un pedófilo utilizó un juego infantil para acosar a un niño santafesino

REGIONALES 09 de julio de 2024 . .
w3xvq5Xsl_1300x655__1

La víctima tiene 9 años y vive en la zona céntrica de la capital provincial. La madre se quejó de la falta de un protocolo y la falta de reacción de las autoridades ante su denuncia.


 

Una familia santafesina de la zona céntrica sufrió un incalificable ataque pedófilo la noche de este domingo contra el más pequeño de sus integrantes, un niño de 9 años. El depravado no debió vulnerar cerraduras, ni rejas, ni nada. Usó para entrar al hogar un famoso juego online, uno de los más populares entre los chicos de esa edad. Técnicamente, se conoce en todo el mundo esta modalidad con el nombre de "grooming".

 "Tengo cuatro hijos y esto le pasó al más chico, que va a cuarto grado. Me enteré a la 1 de la mañana de este lunes, cuando desperté sobresaltada porque escuché que sonaba el celular de mi hijo. Fui a ver qué pasaba y él venía a mi encuentro. 'Me contactó un hombre y me mostró el pito… y me pedía que le muestre el mío', me dijo. Me quedé helada", recordó la madre del pequeño.
La mujer estaba conmocionada y el niño también. Ella le preguntó cómo este sujeto lo había contactado. Entonces, el menor de edad le explicó que estaba jugando al "Toca Boca World" en su computadora cuando alguien le mandó un QR, teóricamente para descargar algo vinculado a este juego online. El niño usó su teléfono celular, pero al leer el código el aparato fue directo a un grupo de chat llamado "Peruanos Gay". De allí, el intruso sacó su número de teléfono y le hizo una video llamada. El pequeño atendió, pero cortó inmediatamente al ver cuál era la verdadera intención del hombre.

"No sabía qué hacer. Me hice pasar por mi hijo y le decía que no podía hacer video llamada porque estaba mi mamá. Él insistía para que ponga en silencio el teléfono así podíamos seguir. Una pesadilla. Hoy a la mañana fui a la fiscalía a hacer la denuncia. No me dijeron nada… sólo que haga la denuncia online. No me dieron bolilla hasta que hice público el caso. Llamé a Interpol, al Ministerio de Seguridad de la Nación. Ahí me contactaron rápido y me tomaron declaración. Por la tarde me llamaron del Ministerio Público de la Acusación. El fiscal regional Jorge Nessier se puso a disposición y ahora dejé el teléfono con los peritos. El tipo le seguía escribiendo a mi hijo", gruñó la mujer.
"Nunca había escuchado de un caso así -agregó-. Sí leí una nota de El Litoral en la que se mencionaban casos similares. Ahora los investigadores tratan de ver quién es esta persona y si hay una red de pedofilia detrás".

 "Mi hijo está re mal. Tiene miedo. No quiere salir a la calle. Dice que lo van a venir a buscar. Lo que más impotencia me dio fue que nadie me ofrecía respuestas para darle tranquilidad a él. Sus tres hermanos mayores tratan de darle contención y seguridad, pero está muy golpeado", se lamentó la mamá.
"Cada minuto que pasa es minuto que este tipo busca otros chicos. No es sólo mi hijo. Me pregunto qué pasa con los otros nenes que esta persona seguramente sigue pescando a través de esos juegos. No hay un procedimiento, ni un protocolo. Nadie te dice qué hacer. Estábamos todos shockeados, aturdidos, desorientados. Esto es algo que le puede pasar a cualquiera, se los aseguro. Muchas veces, cuando pasan estas cosas, se culpa a lo padres, pero les aseguro que soy extremadamente cauta para el control. Esto no se puede prever", enfatizó la mujer, de la que no se informa la identidad para preservar a la víctima.

FUENTE: EL LITORAL

Te puede interesar
Lo más visto