“Tengo al técnico campeón del mundo llorando como un bebé en mis brazos”: la emotiva anécdota de un ex futbolista de Newell’s y Boca con Scaloni

ACTUALIDAD 02 de julio de 2024 . .
descarga (6)

Daniel Faggiani también es de Pujato y viajaban juntos hasta Rosario para entrenarse en La Lepra. Tras el Mundial de Qatar tuvieron un reencuentro ocasional marcado por las lágrimas y la nostalgia


 

Daniel Faggiani y Lionel Scaloni se conocen de toda la vida. Son viejos amigos de Pujato que se esforzaron y e hicieron todos los días 88 kilómetros (ida y vuelta) para ir a Rosario y entrenarse en Newell’s. Los años pasaron, pero en cada reencuentro de “los locos del pueblo” afloró la nostalgia por aquellos días y el ex lateral izquierdo que también jugó en Boca Juniors, reveló una emotiva anécdota junto al director técnico de la selección argentina.

 
La siesta es algo sagrado en el Interior de la Argentina y más en localidades pequeñas como Pujato, de 3.700 habitantes. La historia fue después del Mundial de Qatar 2022, que consagró a la Selección. Esa tarde Faggiani iba con sus hijos en su auto y se volvió a ver con su amigo de siempre. Fue un reencuentro de “Gringos” ya que así se los conoce a ambos en en el mencionado pueblo santafesino.

En ese momento Faggiani le preguntó a Scaloni por sus padres y le explicó que “no los traje, estoy de paso y me voy a Buenos Aires a buscar a Samuel”, según recordó el actual entrenador de Argentino de Rosario en el programa Historias por dentro. Luego Lionel le preguntó quiénes estaban arriba del coche y Daniel les dijo que eran sus hijos. Scaloni le pidió que los bajara para que se sacaran una foto juntos y Faggiani le explicó que “tengo dos chicos especiales, no te conocen porque no saben, no entienden”.

 
“Él no sabía”, aclaró, y Scaloni le respondió “no me digás, con lo de mi viejo, con lo que te pasa a vos, que esto, lo otro”. De repente, recordó que Lionel “se largó a llorar como una criatura. Lo abracé y le dije ‘tranquilo, Leo. No pasa nada’. Entonces me cuenta que ‘no, es que mi viejo también está mal’”.

Faggiani reflexionó sobre esa anécdota y continuó “yo lo tenía acá (en el pecho). Es Pujato y miro para todos lados y estábamos los dos solos. Digo ‘tengo al técnico campeón del mundo llorando como un bebé en mis brazos’. Y me volvió a lo que era antes: cuando yo iba a la casa de él, que no había nadie, que estábamos solos, que empezamos solos”.

Ese momento lo llevó a esos años en los que ambos se animaron siendo tan chicos a viajar todos los días hacia Rosario detrás de su sueño. “Esa situación, los dos siendo ‘los locos del pueblo’, yendo a entrenar a Newell’s a 40 kilómetros. Lo digo y por ahí me emociono de volvérmelo a encontrar tantos años después, tan cambiado, en esa situación y en Pujato, sin nadie, como empezamos”, concluyó.

Ambos debutaron a nivel profesional en La Lepra. Pero Scaloni al poco tiempo de estrenarse en la élite emigró a Estudiantes de La Plata y el otro Gringo se quedó en el club rojinegro donde jugó hasta 1999 y tras un paso por el Valencia también jugó en Boca en el segundo semestre de 2000 e integró el plantel que ganó la Copa Intercontinental ante el Real Madrid (2-1) en Tokio, Japón, y el Torneo Apertura en el plano local. En Argentina luego pasó por San Lorenzo, Gimnasia y Esgrima La Plata y Argentino de Rosario, donde se retiró en 2007.

Scaloni, por su parte, forjó su carrera en Europa y luego de su retiro se hizo entrenador. Hace seis años está a cargo de la selección argentina y la condujo en la consagración de la Copa América 2021 que le ganó a Brasil en el Maracaná, La Finalissima ante Italia en Wembley y el Mundial Qatar 2022.

FUENTE: INFOBAE

Te puede interesar
Lo más visto