Procesaron por asociación ilícita a un grupo de policías de la Brigada de Drogas de Esperanza

REGIONALES 24 de junio de 2024 . .
esperanza-dji_0163_mthjpg

Frenaban causas contra quienes debían investigar, administraron puntos de venta de drogas y además se nutrían de estupefacientes de narco de la ciudad de Santa Fe. Todos seguirán presos.

Cuatro policías que supieron prestar servicios en la Brigada de Esperanza fueron recientemente procesados en el Juzgado Federal N°1 de Santa Fe por conformar una asociación ilícita destinada a comprar droga a un narco y luego proveerla en distintos búnkeres del departamento Las Colonias.
 
El fallo, que lleva la firma del juez Reinaldo Rodríguez, alcanza al entonces jefe de la Brigada, Lucas Gabriel Nos (41) y sus subordinados, el suboficial Matías José Cosentini (34) y la oficial María Belén Muratore (39), que integraban el Grupo de Trabajo “Las Colonias” de la Agencia de Investigación Criminal hasta agosto del 2023.

 Todos fueron procesados por asociación ilícita en concurso real con los delitos de malversación de caudales públicos, encubrimiento triplemente agravado, por ser el hecho precedente un delito especialmente grave, por actuar con ánimo de lucro y por ser funcionario público. El juez, además, les achacó haber realizado un incumplimiento de los deberes de funcionario público.

 La resolución ordenó a su vez que los tres policías continúen la causa judicial, encabezada por los fiscales Gustavo Onel y su coavyuvante Gastón Theler, con prisión preventiva hasta que por lo menos el fallo quede firme.

Por el caso también fue procesado el policía Néstor Oscar Rosales (40) quien quedó ligado a la causa por el delito de confabulación para el tráfico de estupefacientes, que es cuando se realizan actos preparativos del narcotráfico. El mismo supo ser jefe de la Brigada esperancina de drogas previo a la llegada del jefe Nos.

 En la trama ilícita también quedó imputado el presunto proveedor de drogas de los policías. Se trata de Carlos Daniel Segovia (41) al cual le achacan ser parte del engranaje narco policial que sacudió al área de drogas de Esperanza y la región.

Narcos detrás del uniforme
Según estableció la investigación federal, Nos, Cosentini y Muratore compraron droga al narco Daniel Segovia, cuanto menos desde septiembre del 2022 hasta el 23 de mayo del 2023.

 El material estupefaciente habría sido tribuido en distintos puntos de venta de drogas ubicados en la ciudad de Esperanza y en distintas localidades del departamento Las Colonias: Franck, Las Tunas, San Carlos, Progreso y San Agustín.

 El origen de la causa se dio a partir de un video en el cual quedó registrado un encuentro en Santa Fe que mantuvo Segovia con los agentes de la Brigada de Drogas que viajaron hasta la capital provincial a bordo de un automóvil oficial de la dependencia que fue retirado el 24 de febrero del 2023 y devuelto cuatro días después.

 Sumado a ello, la investigación tuvo en cuenta un teléfono celular que le secuestraron al suboficial Matías Cosentini en el marco de una causa que impulsa el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Ezequiel Hernández.

 En esa pesquisa, el suboficial Cosentini había denunciado el extravío de su arma reglamentaria, pero el fiscal Hernández no le creyó e inició una causa para establecer si realmente fue perdida, vendida o alquilada, por lo que allanó el domicilio del agente y secuestró un teléfono.

Todo registrado y documentado
Según los peritajes al teléfono de Cosentini, el suboficial le escribió a un teléfono alternativo que habría utilizado Nos el 2 de diciembre del 2022: ““Amigo… Cucha la mercadería de los amigos… Serían 19 mil los 10 gramos?”, a los que el jefe de la repartición le contestó “claro… 190 mil los 100 gramos. Ellos venden casi 100 gramos cada 2 días … Y los findes deben vender 1 cuarto”.

 Tiempo después, en enero de en enero del 2023, el suboficial dialogó con Nos sobre represalias a tomar con un vendedor de drogas que no abonaba sumas de dinero para continuar con la transa narco. “Le mandé que paguen mañana porque tenemos un montón de filmaciones y pruebas para reventarlos” y Nos les respondió: “Son ratas …Los vamos a meter en cana a todos … por verga”.

 La trama de corrupción era tan grande que los agentes dialogaban hasta de "plantar estupefacientes en procedimientos policiales" y así garantizar resultados positivos en allanamientos autorizados por la Justicia federal.

FUENTE: AIRE DIGITAL

 

Te puede interesar
Lo más visto